Protege tus huesos frente a la osteoporosis

La prevalencia de la osteoporosis aumenta a medida que vamos cumpliendo años, sobre todo en el caso de las mujeres ya que, a partir de los 50, afecta a una de cada cuatro, tres veces más que en el varón. La consecuencia directa de la osteoporosis es un mayor riesgo de fracturas ante pequeños traumatismos e incluso, a veces, de forma espontánea.
 

 

 

<img alt="" src="/prensa-hm/noticias-hm/PublishingImages/DMlpGBDX0AAJr2S.jpg" style="BORDER:0px solid;" />https://www.hmhospitales.com

​Al ser una enfermedad que no da síntomas, es fundamental conocer los factores de riesgo para prevenir su aparición o diagnosticarla a tiempo, con el fin de evitar las tan temidas fracturas y el impacto que estas pueden tener en nuestra calidad de vida. Lo cuenta el Dr. Ángel Oteo Álvaro, coordinador de la Unidad de Fragilidad Ósea y Osteoporosis del Hospital Universitario HM Madrid.


La osteoporosis es una enfermedad sistémica que afecta a todo el esqueleto, si bien las fracturas en vértebras, cadera, muñeca, costillas y hombro son las más frecuentes cuando hablamos de esta enfermedad. La aparición de una de ellas, subraya el Dr. Ángel Oteo, "se asocia a un mayor riesgo de presentar nuevas fracturas osteoporóticas, así como a un aumento de la morbimortalidad y a una disminución de la calidad de vida del paciente".



Se recomiendan evaluaciones que nos permitan descartar la enfermedad a todas las mujeres y varones entre los 50 y 70 años


Aunque uno de los principales problemas cuando hablamos de osteoporosis es la ausencia de síntomas hasta que se produce la fractura, es posible llegar a tiempo mediante un diagnóstico precoz. Para ello, subraya el Dr. Oteo, "se recomiendan evaluaciones que nos permitan descartar la enfermedad a todas las mujeres y varones entre los 50 y 70 años, según tengan o no factores de riesgo, y también a todos aquellos que, por encima de esa edad, hayan padecido una fractura". La prueba por excelencia es la densitometría ósea, no obstante, matiza, la osteoporosis puede aparecer como consecuencia de otras situaciones clínicas que deben tenerse en cuenta y para ello, apunta, "realizaremos exploraciones complementarias como pruebas de imagen o tests de laboratorio".

Esta evaluación es fundamental porque permite actuar antes de que aparezca la primera fractura o, si ya se ha producido, prevenir la aparición de otras posteriores, con el impacto que estas tienen en términos de morbimortalidad, sobre todo cuando hablamos de las que afectan a vértebras y cadera.


Factores de riesgo

Más allá de la edad, el Dr. Oteo destaca también otros factores de riesgo asociados al estilo de vida. "Es importante destacar la necesidad de mantener una dieta que nos aporte la cantidad reco- mendada de calcio. Debemos controlar los niveles de vitamina D  y, en caso necesario, tomar suplementos. Una vida sedentaria favorece la aparición de osteoporosis y aumenta el riesgo de caídas, por lo que recomendamos realizar ejercicio físico". Mantenernos activos físicamente nos permite estar más ágiles y evitar caídas, para lo que también es importante, añade, "corregir problemas visuales y de audición, evaluar los tratamientos que puedan provocar sueño y eliminar barreras que supongan un obstáculo dentro del domicilio".

Asimismo, en cada paciente hay que evaluar de manera individualizada una serie de factores de riesgo de fractura como son, obviamente, la edad, pero también el peso, la presencia de fracturas previas, la edad de la menopausia en el caso de la mujer, el consumo de sustancias tóxicas como alcohol o tabaco, enfermedades como la artritis reumatoide o el tratamiento con corticoides.


Manejo


Una vez se ha diagnosticado la osteoporosis, explica el Dr. Oteo, "es necesario determinar qué paciente necesita tratamiento. Según las Guías Clínicas internacionales, deben recibir tratamiento aquellos pacientes que hayan sufrido una fractura de cadera o vertebral y aquellos con diagnóstico de osteoporosis en la densitometría".   En caso de osteopenia, pérdida ósea menos severa que la que se experimenta en la osteoporosis, "se deben evaluar sus factores de riesgo para determinar la necesidad o no de tratamiento".

Actualmente, existen medicamentos que permiten prevenir y tratar la osteoporosis de forma óptima. Asimismo, destaca, "tenemos a nuestra disposición herramientas clínicas que nos permiten calcular el riesgo de presentar una fractura si no recibieran tratamiento. Hay que tener en cuenta que el tratamiento debe ser individualizado y que ninguno de estos medicamentos es para toda la vida".



To Top